El mercado te suele ofrece múltiples pastas de dientes. Esto hace que te puedan surgir dudas acerca de cuál es la más recomendable en cada caso. Una visita al dentista te puede solucionar la duda, ya que cada boca precisa de un dentífrico específico.

El cuidado de la boca preocupa cada vez a más gente. Todos queremos lucir unos dientes bonitos y blancos. Lo que más preocupa, en general, son las caries, que suelen afectar a un porcentaje muy elevado de la población.

No solo te resultará valiosa la información que te dé un especialista con respecto a qué tipo de pasta de dientes usar, sino que además te podrá aconsejar acerca de la forma y la frecuencia con las que limpiar tus dientes a diario.

Los distintos tipos de pastas de dientes que puedes encontrar

Puedes encontrar pastas de distintos sabores, en función de los gustos de cada quien, además de aquellas que contienen flúor o favorecen el blanco de tus dientes, así como las que tratan la sensibilidad de la encía.

Repasemos las opciones más típicas del mercado, para que te hagas una idea, previa consulta con tu médico en salud bucal.

Pasta de dientes para los más pequeños

Desde que salen los primeros dientes, se aconseja a los pequeños de la casa que se habitúen al cepillado y a la higiene bucal. Para ello, debes facilitarles dentífricos infantiles que contienen un bajo porcentaje de flúor.

El flúor, que es imprescindible para combatir las bacterias de la boca y evitar la caries, en dosis altas no es recomendable en niños, aunque un buen control de este componente puede prevenirles la caries, a la que también se exponen en temprana edad.

Por esto, la pasta de dientes infantil es necesaria para los menores de 6 años. De todas formas, no esperes a que se presenten las primeras caries y lleva a tus hijos al médico tras la aparición de los primeros dientes. De este modo, mantendréis un control de su higiene bucal desde el inicio.

Dentífricos blanqueadores

Una sonrisa bonita de dientes blancos es lo que solemos buscar. Las pasta señaladas como blanqueadores pueden funcionar como tratamiento de limpieza en tus dientes. Aunque, para una limpieza completa y perfecta es preciso que recurras a tu dentista.

Cuando tienes sensibilidad dental y necesitas de una endodoncia

Si sientes que cada vez toleras menos los cambios de temperatura en tus dientes, siendo el dolor una constante, posiblemente debas acudir a tu odontólogo. Como puedes ver, en cualquier supermercado o farmacia, existen dentífricos destinados a dientes sensibles.

La sensibilidad dental suele deberse a un desgaste del esmalte y a la exposición del nervio, que cada vez está más cerca de la superficie. Puede que una pasta orientada a este fin pueda ofrecerte un alivio temporal, pero lo recomendable es la visita al especialista, que podrá practicarte una endodoncia si tu caso lo requiere.

Cuando tu encía es el problema

Si estás padeciendo de gingivitis y tus encías están sangrando, una pasta que contenga flúor, además de un antiséptico, como la clorhexidina, puede servirte. Lo importante es que no sobrepases su uso por más de medio mes. Es importante que acudas al odontólogo para mantener una buena salud bucal.

Para las bocas sanas

Si eres de las personas afortunadas que no padecen caries y que visitan a su dentista de manera periódica, llevándose la felicitación de este por su buena higiene, seguramente ya sepas que usas la pasta de dientes adecuada. En este caso, una rica en flúor.

Cuando visitas a tu dentista con normalidad, en tu clínica dental habitual y sigues sus consejos al pie de la letra, tendrás la certeza y la tranquilidad de hacer lo correcto para preservar tu salud bucodental.