A lo largo de tu vida y por varios motivos, tus dientes van perdiendo su tonalidad original. Si comparas fotografías de cuando eras pequeño, en las que salgas sonriendo, con alguna de la actualidad, podrás observar que la diferencia entre las tonalidades de tus dientes es muy evidente. Es por eso que muchas personas se plantean realizar un blanqueamiento dental con láser que les permita recuperar parte de su color original.

Las causas

Existen muchas causas por las que tus dientes se manchan o pierden color a medida que pasa el tiempo, por lo que llegará el día en el que será necesario recurrir a la ayuda de un dentista, para corregirlo y realizarte un blanqueamiento dental en Cartagena.

Entre estas razones, puedes encontrar traumatismos producidos por golpes que hayas podido sufrir en tu infancia y, en muchas ocasiones, no son tratados de manera adecuada; lo que provoca que, con el tiempo, la pieza dental muera, lo que provoca que tome un tono gris verduzco.

Pero la principal causa de esta decoloración es la falta de higiene bocal de la pigmentación amarillenta de los dientes. La mala costumbre, en este aspecto, se puede corregir cambiando poco a poco tus hábitos de aseo.

Los especialistas indican que las bebidas con color, como el café o los refrescos de cola, afectan, directamente, a la pérdida del color natural de tu dentadura. Además, otro factor puede ser el consumo de limón. Esto provoca la desmineralización del esmalte de los dientes. También existen algunos medicamentos que pueden afectar a su superficie, si los dientes se encuentran todavía en proceso de formación.

El blanqueamiento con láser es una tecnología revolucionaria, que está cada vez más implantada y que los clientes eligen con cada vez más frecuencia. Con esta técnica realizada en una clínica dental reducimos, en unos pocos minutos, dos o tres tonos (en apenas una sesión).

El tratamiento

Este tratamiento de blanqueamiento consiste en la aplicación de un gel que contiene peróxido de hidrógeno sobre las piezas dentales que desees y las cuales, posteriormente, se exponen a la luz láser. Esto provoca el blanqueamiento de las piezas en cuestión. Uno de los principales beneficios es que se obtienen resultados inmediatos en únicamente una sesión o más, en el caso de ser necesarias para conseguir el tono deseado, pero teniendo una duración máxima de una hora cada una.

El precio que cuesta cada sesión es algo que varía, dependiendo de los servicios adicionales que cada persona desee; y, además, el resultado puede tener una duración de cuatro años si se combina con un hábito de limpieza adecuado, desde que te han realizado el tratamiento.

Una de las principales ventajas que tiene este tratamiento es que podrás tener unos dientes blancos en una hora y lograrás una dentadura más blanca, lo que te permitirá sentirte más cómodo y con una autoestima adecuada que no te evite sonreír, por vergüenza.

El factor psicológico no es solo la única ventaja que existe. Se ha demostrado que los componentes que se utilizan en esta técnica funcionan como antiséptico oral, lo que consigue reducir la placa bacteriana y favorece la curación de todas las heridas.

Conclusiones

El blanqueamiento dental es un tratamiento muy sencillo, rápido y que consigue rápidos efectos que serán visibles desde el primer momento. Conseguirás una sonrisa más blanca, que te quitará esos miedos que podías tener a mostrar tus dientes.

Además, con esta técnica no importa que te hayan realizado alguna endodoncia, ya que es un tratamiento inocuo y que no posee ninguna contraindicación ni ningún efecto secundario. Por tanto, es muy recomendable que te realices un blanqueamiento dental con laser en nuestra clínica.